domingo, 20 de noviembre de 2011

Ruta: Aracena - Los Marines - Aracena

Como ya estamos de nuevo el otoño, no hay  mejor lugar para pasear que la Sierra de Aracena. Aunque nuestra intención, en principio, era realizar una ruta que, partiendo de Linares de la Sierra y pasando por Los Marines, finalizase en Aracena, las inclemencias del tiempo nos obligaron a modificarla y decidimos ir desde Aracena hasta Los Marines y vuelta por el mismo camino.

Otoño en la Sierra de Aracena
Descripción de la ruta

Fecha de realización:  Sábado 19 de noviembre de 2011.
Longitud: Unos 12,5 km.
Tiempo empleado: 4 h.
Dificultad: Baja.
Desnivel subiendo:  182 m.   Bajando:  214 m.
Track de la ruta: Puede descargarse el track en formato gpx desde Wikiloc. 
Vista de la ruta: Puede ver la ruta en Google Earth.

Perfil de la ruta

Acceso a la ruta: La ruta se inicia en la misma localidad de Aracena, justo en una rotonda que existe en la parte alta de la ciudad, en la carretera N-433 hacia Portugal. Parte de una calle que se encuentra justo en un polígono industrial situado frente a la mencionada rotonda.
 
La ruta: Un agradable paseo para contemplar el colorido otoñal del Parque Natural de la Sierra de Aracena, visitando uno de sus más característicos paisajes: la zona dedicada al castaño. La ruta discurre siempre por ancho camino, paralelo a la carretera nacional, aunque bastante retirada de ella. Durante la mayor parte, esta ruta va por la denominada "vereda de Sevilla", antígua vía pecuaria.

Mapa de la ruta
¡ "Ocho Miles" en estado puro !

Y así es, ya que a pesar de la lluvia que caía nadie se arredró sino que con buen talante y alegría nos dispusimos a disfrutar de la lluvia y del extraordinario paisaje que se abría a nuestros pasos.
El inicio discurre por camino amplio y asfaltado.





Para, poco después, convertirse en camino de tierra.






Que debido a la intensa lluvia, presentaba algunos pasos delicados.



Pero, a pesar de todo, nuestro espíritu seguía sin decaer a tenor de las caras de los caminantes.



Justificadas por el hermoso paisaje que nos rodeaba.












Continuamos la marcha acercándonos ya a Los Marines



Donde entramos, mojados hasta la sopa.




 Dispuestos a reponer fuerzas en la plaza del pueblo, como corresponde.




Para, poco después, iniciar la vuelta a Aracena.








Donde la lluvia intensa y la belleza del paisaje




 Parecía haber trastornado las mentes, ya que las conversaciones de los caminantes versaban sobre: "no, si a mi lo que me gusta es caminar bajo la lluvia", "y lo romántico que es".




Y sin darnos cuenta dimos con nuestros huesos mojados en Aracena, donde nos esperaba una comida reparadora.






Al final, a alguno le dió por pintar un bodegón.


¡ Felicitaciones a todos por el talante mostrado cuando arrecian las dificultades !
Con este espíritu ¿qué camino, vereda o cumbre se resistirá a ser hollado por nuestra botas ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...