domingo, 3 de octubre de 2010

Ruta: De San Nicolás del Puerto al Cerro del Hierro

Comenzamos las actividades del club visitando uno de los enclaves más característicos de la Sierra Norte de Sevilla, el Cerro del Hierro, maravilloso paisaje kárstico declarado Monumento Natural de Andalucía y antigua explotación minera.


Descripción de la ruta

Fecha de realización: Sábado 2 de octubre de 2010.
Longitud: Recorrido lineal de unos 8 km.
Tiempo empleado: 2 horas y 45 min.
Dificultad: Fácil. El camino es prácticamente llano salvo algunas "cuestecillas" en el Cerro del Hierro
Desnivel: 160 m.



Partimos de Sevilla a las 8:00 horas en dirección a San Nicolás del Puerto. A medio camino hicimos un alto en Lora del Rio para reponer energías y, como siempre, Enrique nos sorprendió con un estupendo desayuno a base de café o chocolate con churros.


 Al llegar a la altura del Poblado del Cerro del Hierro dejamos allí un coche escoba para la vuelta. Comenzamos la ruta en el Área Recreativa del nacimiento del Huéznar situada en San Nicolás del Puerto, lugar en el que dejamos los demás coches.

 El río Rivera del Huéznar mana desde el suelo en el lugar conocido como "El Venero o Borbollón".




Desde aquí accedimos a la Vía Verde de la Sierra Norte, antiguo trazado del ferrocarril hasta el Cerro del Hierro utilizado para la extracción y transporte del mineral.


 Esta vía ha sido asfaltada, y aunque pintada de color ocre para disimularla, no parece haber sido una buena opción ya que una alternativa con tierra firme hubiera sido más adecuada al entorno.


Discurre por tramos mas o menos rectos, curza la carretera que va a las Navas de la Concepción, y se dirige hacia el Poblado del Cerro del Hierro.





 Pasa cerca de la antígua iglesia anglicana y del poblado donde vivían los empelados de la mina.


Iglesia Anglicana

 Un poco más adelante nos encontraremos con las Casas de los ingleses, casas habilitadas como viviendas para los ingenieros y gestores de la antigua explotación minera.


A la altura de las Casas de los Ingleses, giramos a la izquierda  y ascendiendo suavemente nos adentrarnos en el corazón del Cerro.



Desde un mirador se pueden apreciar los restos de las labores de extracción del mineral.


El mineral extraido, oligisto (óxido férrico), está presente durante todo el camino con su brillo característico.


La disolución de la roca caliza por el agua durante años ha dejado formas caprichosa en la roca desnuda.







El sendero se adentra ahora en zonas más intrincadas, atravesando los túneles horadados en la piedra por los que pasaban las vagonetas que transportaban el mineral.







 Mediante escaleras de madera se puede ascender y bajar a los distintos niveles de la mina.






Y visitar una gran oquedad, llamada la Cueva de los Colores.




Abandonamos el cerro para dirigirnos hacia los coches y comer en el Martinete.




Durante la comida se firmó el Acta de Constitución del Club y se aprobaron los Estatutos. Posteriormente visitamos las Cascadas del Huéznar, situadas muy cerca del Martinete, y que a pesar de la época todavía llevaban agua abundante.





Un club joven, al igual que sus socios, con gente alegre y muchas ganas de pasárselo bien conociendo nuestros espacios naturales.


Para finalizar el día, Enrique nos guardaba otra sorpresa, la visita a la Cartuja de Cazalla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...