miércoles, 16 de mayo de 2012

Ruta: Subida a la Maroma

¡ Objetivo cumplido: alcanzados todos los "ocho miles" andaluces !

En esta ruta afrontamos uno de los retos más exigentes de los ocho miles andaluces, la subida a la Maroma o pico Tejeda (2.088 m), el techo de la provincia de Málaga, situada en la Sierra de Tejeda y la Almijara,  y con ella hemos alcanzado el objetivo que nos propusimos cuando se creó el club: subir al techo de cada una de las provincias andaluzas.

Cumbre de la Maroma
Hay diferentes rutas para subir a la Maroma. Nosotros elegiremos la que parte del Área Recreativa del Robledal Alto.

Descripción de la ruta

Fecha de realización:  12 de mayo de 2012.
Longitud: 15,8 km, ida y vuelta
Tiempo empleado: 7 a 8 horas.
Dificultad: Alta. El recorrido es largo y el desnivel es importante.
Desnivel: 970 m.

Perfil de la ruta (solo subida)

Acceso a la ruta: Desde Sevilla se toma la A-92 en dirección a Granada. Después de pasar Loja, unos 2 kilómetros más adelante, hay que desviarse en la salida nº 197  "Salar - Alhama de Granada". Vamos ahora por la carretera A-4155 que tras pasar por Salar nos lleva directamente hasta Alhama. Una vez en Alhama hay que seguir por la carretera A-402  en dirección Ventas de Zafarraya hasta llegar a la "Venta de la Alcaicería", situada poco antes de llegar al Km. 36.

Acceso desde A-92 a la Venta Alcaicería
 Desde la venta nos desviaremos hacia la izquierda por un pista forestal en buen estado. En la citada venta está muy bien indicado el camino en paneles informativos. Se siguen las indicaciones durante unos 5 km hasta llegar al Área Recreativa del Robledal donde dejaremos los coches.

Desde la Venta Alcaicería por pista hasta el Robledal Alto.
La ruta:   La ruta se inicia desde el Robledal Alto, primero por un camino ancho que sube moderadamente, a unos 300 m nos encontraremos una bifurcación perfectamente señalada. Se continua por ancho camino  hasta poco después que ya pasa a convertirse en vereda aumentando la pendiente. Al principio se transita entre bosque de pinos. La vereda aumenta la pendiente buscando los tajos del "Salto del Caballo" para acceder al Collado de las Loberas, divisoria de la sierra. Desde aquí, por zona más pedregosa, se accede en poco tiempo a la cumbre de la Maroma. La vuelta por el mismo camino.

Sierra de Tejeda y la Almijara
 Saliendo del Robledad Alto, donde se pueden dejar los coches.


Al inicio el camino es una pista forestal amplia.


Que sube moderadamente internándose en un bosque de pinos.


 Hasta llegar al poco tiempo a un desvío a la izquierda perfectamente señalizado.


Se continua por pista forestal,



 Hasta que se convierte en cómoda vereda ganando ya en pendiente.




 Por zona boscosa que se agradece debido al día caluroso que se presentaba.


 Las cumbres de la Sierra de Tejeda todavía quedan lejos,


Aunque pueda parecerlo esta no es la cumbre, la Maroma queda detrás
La vereda va ganando poco a poco altura,


y pendiente,




Para abandonar finalmente el bosque y adentrarse en una zona más abierta y ya más rocosa.




Que nos permite gozar, en la lejanía, de unas magníficas vistas de Sierra Nevada,


Y de un fenómeno que la gran mayoría de nosotros nunca habíamos observado antes, la polinización del bosque de pinos,


La vereda ya busca los Tajos del Salto del Caballo,




 Y comienza a zigzagear por terreno pedregoso.






Buscando ya el Collado de las Loberas.


Desde donde las vistas son impresionantes, parte de la costa mediterranea, la bahía de Málaga, la costa africana y, en la lejanía, el Peñón de Gibraltar.


y unos grandes tajos al filo de los cuales tendremos que andar,


para seguir nuestro camino hacia la cumbre de la Maroma que ya está cercana.


Extremando la precacución en algunos pasos,





Y al fin la cumbre se divisa cercana,


Y a la que se llega rápidamente,



Cumbre de la Maroma, el último "ocho mil" que nos faltaba por conquistar


Los últimos en llegar, ¡ vaya par de dos !
Y después de comer para reparar fuerzas,


En compañía de algunas cabras que pasaban por allí,


La vuelta por el mismo camino,





Que, por lo larga, se hace pesada hasta llegar de nuevo al Robledal Alto.

Y como no todo va a ser sufrir, ya por la noche en "El Ventorro", cerca de Alhama de Granada, disfrutamos de una magnífica cena al fresco granaino.







Y al día siguiente, antes de volver para Sevilla, nos quedamos impresionados con la belleza de Alhama de Granada.








En resumen, para finalizar nuestro objetivo de hollar las cumbres más altas de las ocho provincias andaluzas no podíamos haber elegido una ruta más montañera, dura pero a la vez preciosa, y un pueblo, Alhama de Granada, que no defraudará a quien lo visite.

2 comentarios:

  1. Jesús Alzaga, es el único que merece una punta.

    ResponderEliminar
  2. Qué pasada de fotos!Cuando me recupere de mi lesión de rodilla me animaré sin duda.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...